EL NUEVO ROSTRO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

176

Un mosaico de nacionalidades y cultura latinoamericana es el que se vive en el sistema municipal de educación de San Pedro de la Paz, donde estudian 42 niños inmigrantes, provenientes de Argentina, Colombia, Venezuela, Bolivia, Brasil, Haití y Perú.

Con el propósito de conocer sus experiencias en el sistema educativo municipal de San Pedro de la Paz, enmarcado en el área de convivencia escolar y el programa de integración, la Dirección de Administración de Educación Municipal (DAEM), realizó el Primer Encuentro: “Educación a ojos del Migrante”, en el salón multipropósito de la Escuela Darío Salas Díaz.

El conversatorio, buscó orientar las políticas educativas para conocer las necesidades de los nuevos vecinos que se hacen parte de los establecimientos educacionales.

“Hoy es un privilegio tener la oportunidad de conocer lo que sienten y requieren nuestros vecinos, que por diversas realidades, hoy se encuentran en nuestra comuna para comenzar una vida nueva lejos de su tierra; algo no menor si consideramos que muchas veces no son acogidos por el sistema”, expresó el alcalde Audito Retamal.

El jefe comunal agregó que “entendamos que son parte de nuestras escuelas familias de origen colombianos, argentinos, venezolanos, peruanos, y haitianos, quienes con la ilusión de comenzar un nuevo reto en nuestro país se abren espacio para luchar y alcanzar sus propias metas”.

La idea es comenzar el 2018, a partir de un diagnóstico participativo, con un trabajo que profundice e inserte de la mejor forma a niños y niñas que se hacen parte de una cultura distinta a lo que estaban acostumbrados, con el fin que el choque cultural sea amigable y puedan tener herramientas tanto el establecimientos como las familias que permitan favorecer la adaptación de sus hijos e hijas en las comunidades educativas.

De los 42 niños extranjeros 14 son argentinos, 6 colombianos, 10 venezolanos, 2 bolivianos, 3 brasileños, 3 haitianos y 3 peruanos.

“No he conocido la discriminación en chile, aunque se otras personas de mi país han tenido experiencias negativas; en mi caso, sólo puedo agradecer la forma en que me han tratado, tanto en la Universidad de Concepción, donde curso un magíster y en esta comuna donde nos han acogido de la mejor forma”, indicó, Evans Turenne, apoderado del Colegio Galvarino de origen Haitiano. En este sentido, la experiencia de Martín Chávez, de nacionalidad argentina, “todo ha sido hermoso, pues la forma en que se nos ha tratado merece agradecimiento. Las profesionales de la Sala Cuna y Jardín Infantil donde esta mi hijo nos han hecho parte sin distinción de la comunidad sintiéndonos uno más”

La actividad contó con la presencia y participación de apoderados, comunidad educativa, asistentes sociales, psicólogos, quienes discutieron sobre el rol de la escuela frente a nuevas culturas y el como estas, deben adecuar sus políticas formativas, con el propósito de integrar a las familias migrantes.